Logo unlp
 
 
GESTIÓN
 
RSS Novedades

Investigación

Reunión sobre Biodeterioro y Ambiente en INIFTA

Bienestar Universitario

Jornada de Donación de sangre en la Facultad Cs. Agrarias y Forestales

Deportes

VI Jornadas de Capacitación en Deporte Escolar de la UNLP

Salud

Taller de Reanimación Cardiopulmonar Básica en Odontología

 
 
|
Estatuto de la Universidad
El Estatuto de la Universidad Nacional de La Plata, reformado por la Asamblea Universitaria en octubre de 2008 está en plena vigencia desde su publicación en el Boletín Oficial en enero de 2009 y tras haber superado la instancia de observación de la Dirección General de Asuntos Jurídicos del Ministerio de Educación de la Nación.

Descargue la versión completa del nuevo Estatuto de la UNLP

La Asamblea Universitaria de la UNLP, integrada por 204 miembros docentes, graduados y alumnos, que representan los Consejos Académicos de las 17 Facultades, se reunió en 2008 para reformar su Estatuto, el que quedó consagrado con la modificación o incorporación de 78 artículos, más del 50% de sus 144 originales. Fue después de 33 horas de intenso debate, en el que hubo más de doscientas intervenciones de asambleístas y se realizaron 38 votaciones nominales, sobre bloques de artículos, artículos y diversas mociones.
El ministro de Educación de la Nación, Juan Carlos Tudesco, en su dictamen sobre el Estatuto dijo que “analizada la nueva redacción, la misma se ajusta en general a lo establecido por la Ley 24.521 (Educación superior), con excepción de algunos aspectos. Por eso, se decidió observar el inciso 4to del artículo 88 y el segundo párrafo del artículo 94, relacionados con la integración de los padrones de graduados con la participación de los ayudantes diplomados. De acuerdo con la revisión del ministerio esos párrafos contradicen lo establecido en el artículo 53, inciso d) de la LES que permite la participación de los graduados en los cuerpos colegiados de las UUNN cuando no tengan relación de dependencia con la institución, lo que no ocurre con los ayudantes diplomados que forman parte del cuerpo de auxiliares docentes. Las observaciones fueron elevadas a la Cámara Federal de La Plata, aunque todavía ese tribunal no notificó los fundamentos de las observaciones a los asesores de la UNLP.
La nueva carta magna incorporó un Preámbulo que define el perfil de la UNLP y en sus puntos principales destaca la educación superior como bien público y social, la gratuidad en la enseñanza de pregrado y grado, la libertad académica, la promoción de políticas que faciliten el ingreso, la permanencia y el egreso, el desarrollo y fomento de la enseñanza, la investigación y la extensión, la no discriminación, el compromiso con los valores democráticos y republicanos, la independencia nacional y la integración latinoamericana. En esa línea, se sumó al artículo 1º un párrafo semejante al del preámbulo para negar la pertenencia a la Institución de personas involucradas en violaciones a los derechos humanos y/o terrorismo de Estado.

Más jerarquía para Extensión

Se incorporó un Capítulo sobre la Extensión Universitaria, definiéndola y jerarquizándola fuertemente, sumando a la extensión al régimen de mayores dedicaciones. Además se asoció la transferencia a la investigación y también se le dio una definición estatutaria y se incorporó un artículo reconociendo la organización de laboratorios, centros e institutos para realizar tareas de investigación y extensión y la dirección de los mismos por concurso periódico.

Regularidad y capacitación Docente

En cuanto a los docentes universitarios de grado, se extendieron los periodos de regularidad, reafirmando el sistema de concurso público para defender la calidad de la enseñanza. La duración de los cargos pasó a ser de 8 años para los profesores ordinarios, 4 años para los Jefes de Trabajos Prácticos y los Auxiliares Docentes Diplomados y 2 años para los Auxiliares Docentes Alumnos, prorrogables por un período idéntico, previa evaluación de desempeño que reglamentará el Consejo Superior.
Se sumó además la gratuidad de los doctorados para los Docentes, Investigadores y Graduados que desarrollan actividades en la Universidad y se consignó que los Profesores Eméritos podrán ser designados por las ¾ partes de los miembros de los Consejos Directivos prescindiendo de la condición de unanimidad que se exigía hasta ahora.

Bienestar universitario e ingreso irrestricto


En cuanto a los alumnos, se incorporó con fuerza el carácter libre e irrestricto del ingreso y en ese marco, la facultad de los Consejos Directivos de determinar los recorridos curriculares adecuados. Además se incluyó un nuevo artículo que dice que los estudiantes siempre tendrán derecho a recuperar su condición de alumno regular y que las materias que se aprueban son derechos adquiridos, inalienables de los estudiantes.
Además se incorporó un artículo sobre el bienestar universitario, que reconoce los asuntos estudiantiles y que entre sus alcances dispone promover prácticas seguras y ambientes saludables, ayudar a estudiantes en situaciones socioeconómicas desfavorables, proveer servicios de salud, atender a grupos e individuos diferentes, y promover actividades extracurriculares recreativas, deportivas y formativas.

No docentes y Colegios, al cogobierno

En cuanto a los trabajadores no docentes, se los sumó al co gobierno de la Universidad, incorporando 10 representantes con voz y voto a la Asamblea Universitaria, 2 al Consejo Superior y 1 a los Consejos Directivos. Además se incorporó a la Asamblea Universitaria la voz de los tres gremios (Adulp, Atulp y Fulp).
Referido a los cinco colegios universitarios de pregrado, se aprobó la elección directa de los Directores por sus pares docentes, la forma de construir los padrones para la elección y la incorporación con voz y voto de dos directores al Consejo Superior y cinco de sus docentes a la Asamblea Universitaria.

Mandatos y gestión

En cuanto a la gestión, se dispuso que todos los cargos electivos se extiendan de 3 a 4 años (salvo los Consejeros Alumnos que se mantienen en 1) y se mantuvo que todos puedan ser reelectos en el período siguiente, menos el Presidente de la UNLP que a partir de ahora no puede aspirar a su reelección. Para los Decanos, que por su parte pueden hacerlo por una sola vez consecutiva, se fijó en su forma de elección que si en un tercer llamado no hubiera asistencia total de los Consejeros Directivos o representantes de todos los claustros, podrán ser elegidos por la mayoría simple de sus miembros en su primer mandato y por 2/3 de sus miembros en su segundo mandato.
Se aprobó la incorporación de dos Vicepresidentes en vez de uno, con la particularidad de que tienen a cargo áreas de gestión bien definidas agrupadas en aquellas institucionales relacionadas con el ámbito externo y aquellas vinculadas con las políticas académicas internas de la UNLP.
También se aprobaron artículos que le dan mayor transparencia y ejecutividad al manejo del Presupuesto. En ese marco de discusión, se aprobó un documento de reclamo de mayor presupuesto al Gobierno Nacional.

El gobierno de las Facultades

Los Consejos Directivos, que pasaron a denominarse así a partir de la incorporación del trabajador no docente al co gobierno (se denominaban Consejos Académicos) quedaron conformados por 7 Profesores (5 por la mayoría y 2 por la minoría), 1 Jefe de Trabajos Prácticos, 5 Estudiantes (puede haber 2 minorías de 1 alumno si superan el 20% de los votos), 2 Auxiliares o Graduados (elijen integrando al JTP representantes al Consejo Superior) y 1 No Docente. Antes los integraban 6 Profesores (4 por la mayoría y 2 por la minoría), cuatro Alumnos (3 por la mayoría y 1 por la minoría) y 2 Auxiliares o Graduados. De esta forma, ningún claustro alcanza la mayoría plena por si mismo y se ensanchan los niveles de representación, sumando al JTP, al No Docente y a más minorías en el claustro de Alumnos.

ANTECEDENTES

A mediados de 2007 las autoridades de la Universidad Nacional de La Plata iniciaron el camino hacia una reforma integral del Estatuto que rige el funcionamiento de esta casa de altos estudios. Para ello se convocó a los diferentes actores de la comunidad universitaria a participar de un debate amplio y plural que posibilitara el surgimiento de una norma moderna y acorde a las necesidades que plantea hoy la educación superior.
Del exhaustivo trabajo en comisiones del que participaron representantes de los claustros junto con los gremios docentes y no docentes, surgieron las propuestas de reforma que luego fueron aprobadas por el Consejo Superior para su inclusión en el temario de la Asamblea. Posteriormente, las comisiones redactores elaboraron las mociones definitivas que se presentaron en el debate. En total fueron sometidos a reforma más de 70 artículos.

 

02/02/2011 13:53
Email de contacto:
 
 
 
bannerinfouniversidades
 
 
 
 
Los materiales del Portal Universidad Nacional de La Plata, salvo expresa aclaración, se comparten bajo una Licencia Creative Commons Atribución 2.5.