GESTIÓN
 
RSS Novedades

Plan de Obras

El patio del Rectorado ya tiene su techo

Plan de Obras

Colocan la cúpula de proyección del Planetario

Plan de Obras

Quedó inaugurado el nuevo Hospital Escuela de Medicina

Principales Obras

Tauber visitó las instalaciones del Club Victoria

 
 
|
Museo de Ciencias Naturales

La UNLP comenzó a ejecutar diversas reformas edilicias en el Museo de Ciencias Naturales de La Plata. En una primera etapa, ya finalizada, se ejecutó la puesta en valor de la fachada de la prestigiosa institución. En una nueva instancia que comenzará en los próximos días, se pondrá en marcha las obras de recuperación del envolvente en el Museo. La intervención involucrará la recuperación de distintos parámetros, como la solución integral a los variados niveles de deterioro tales como descascaramientos de revoques, rotura de molduras, filtraciones de humedad y falta de pintura.

También la disposición de un sistema integral contra la agresión de aves, y se recuperarán las cubiertas, tanto planas, inclinadas y como así también los lucernarios, dado que presentan punto de ingreso de aguas pluviales. A su vez, se incluye la obra de recuperación del sistema de descargas eléctricas atmosféricas.

Una vez acabada la obra, donde se cubrirá una superficie total de 2.150,00 m²  por $ 1.736.876,22, el edificio recuperará una apariencia acorde con la institución que aloja y con el valor simbólico que ostenta.
El Museo de Ciencias Naturales, ubicado en el Paseo del Bosque, está entre los principales atractivos turísticos de La Plata, además de cumplir con una destacada tarea educativa y en investigación. Por esta razón se diseñó y ejecutó un plan de obras que representa un proceso de crecimiento integral, para mejorar la calidad universitaria y de la comunidad.
L
os trabajos sobre la recuperación integral de la envolvente del edificio del Museo, de alto valor patrimonial para la comunidad por ser uno de los pilares fundacionales de su imaginario y por el reconocido valor de las colecciones que alberga es fundamental para el plan de mejoras edilicias.

Las obras se realizarán preservando todos los valores arquitectónicos y molduras del edificio y se desarrollarán en dos etapas: la primera –que se puso en marcha hoy- incluirá mejoras en el frente de acceso al Museo, ubicado en un primer nivel. También serán restaurados los emblemáticos tigres dientes de sable (esmilodontes) dispuestos en los laterales de la escalinata de ingreso al edificio que simbolizan al Museo.

Las autoridades universitarias detallaron que la primera etapa de las obras demandará una inversión superior a los 400 mil pesos. Será financiada por la presidencia de la UNLP, la facultad de Ciencias Naturales y Museo, y un aporte proveniente de la jefatura de Gabinete bonaerense y de empresas privadas, a través de la Fundación Museo La Plata. Se prevé que la ejecución de las obras demandarán unos 120 días.
Antes de fin de año comenzará la segunda etapa que abarcará el resto del perímetro del inmueble y el frente de los pisos superiores. Para estos trabajos se recibirá el aporte del ministerio de Planificación Federal, Inversión Pública y Servicios de la Nación     
 
Revalorizar la estética original

Las autoridades de Planeamiento de la UNLP explicaron que “las intervenciones propuestas pretenden salvaguardar los valores propios del edificio respetando la autenticidad del diseño, materiales, ejecución e idea original”. El Museo de La Plata es un edificio fundacional cuya construcción comenzó en 1884 bajo la dirección del ingeniero Carlos Heynemann, el arquitecto Enrique Åberg y la mirada atenta de Francisco Pascasio Moreno, su fundador y primer director.

En 1906 pasó a formar parte de la Universidad Nacional de La Plata y pertenece a un conjunto de construcciones universitarias de valor patrimonial. Si bien en sus más de 120 años de historia, el edificio sufrió modificaciones y ampliaciones aún mantiene su estructura original. Por este motivo, en 1997 fue reconocido como Monumento Histórico Nacional.

El edificio se destaca por su estilo neoclásico, inspirado en los grandes museos europeos. Tiene una singular planta elíptica, un rectángulo con dos semicírculos en los extremos, que representa las ideas evolucionistas. La ornamentación recrea   elementos de culturas precolombinas. Esta combinación de estéticas le aporta una identidad única y distintiva.
La fachada a restaurar cuenta con numerosos elementos arquitectónicos y detalles decorativos: una amplia escalinata flanqueada por esmilodontes o tigres dientes de sable; seis columnas; un tímpano; una escultura en alusión a la ciencia; y, a los costados, doce hornacinas con reconocidas personalidades de la ciencia.

El edificio tiene amplias dimensiones. Mide 135 metros en su eje mayor y 70 en su eje menor. Tiene un nivel de basamento, dos plantas y dos entrepisos. El sector interno está destinado a la exhibición, laboratorios, depósitos de colecciones, talleres, una biblioteca, un auditorio y áreas de servicios.

Un plan de intervención integral

El diagnóstico del estado de conservación del centenario edificio y las propuestas de puesta en valor del Museo se definieron en un Plan de Intervención Integral, que fue presentado a la Comisión Nacional de Museos, Monumentos, Sitios y Lugares Históricos. El Plan expone dos grandes instancias de intervención: por un lado, la envolvente arquitectónica; por otro, el interior del edificio.

En este marco, desde 2005 se vienen desarrollando intervenciones de mejoramiento edilicio. Una obra fundamental fue el tratamiento de la humedad ascendente por cimientos con el propósito de eliminar las filtraciones de agua hacia el interior del edificio. Para esto se reconstruyó la vereda perimetral, se reacondicionó la escalinata de acceso, se consolidaron los revoques, sellado de juntas y fisuras.

También con el fin de reducir la humedad en el nivel inferior, que provoca degradación de muros, manchas, proliferación de musgos, hongos y líquenes, se realizó un tratamiento mediante el sistema de electroósmosis activa. Esto permitió resolver la humedad ascendente por cimientos y mejorar la habitabilidad en las áreas de trabajo y depósitos de colecciones.
Asimismo se realizó una importante obra de reordenamiento del espacio interior, mejoras en la accesibilidad y circulación.

Esto demandó la reubicación de la cisterna y adecuación del tanque de reserva, la construcción de dos escaleras verticales en el sector central, la construcción de nuevos locales y sanitarios para público y personal. El saneamiento eléctrico fue otra de las intervenciones realizadas últimamente la que incluyó, entre otras, el cambio de 40.000 metros de cableados. Como muchos edificios de la ciudad, el Museo padece una gran invasión de palomas, que causan graves deterioros y riesgo en la salud de las personas. Con el fin de controlar este problema, el Museo implementó un sistema disuasivo para ahuyentamiento de aves que incluye hilos, pinchos y redes en cornisas, ventanas y cielorrasos.   

Actualmente, están en ejecución nuevas instalaciones de seguridad que consisten en dos núcleos de escaleras de emergencias que comunican los tres niveles del edificio, esto mejorará el sistema de escape en niveles superiores.

El Museo y sus actividades

El Museo tiene veinte Salas de exhibición permanente, alberga más de 3 millones de objetos, trabajan 600 personas y lo visitan más de 300 mil personas por año atraídos por su amplia oferta educativa y cultural permanente. Allí no se presentan organismos vivos, sino disecados, embalsamados o taxidermizados de modo adecuado y este hecho separa a los museos de los jardines botánicos, zoológicos y similares.

Cotidianamente desarrollan sus tareas más de 600 personas, entre investigadores, becarios y personal de asistencia técnica en diferentes áreas como paleontología vertebrados e invertebrados, paleobotánica, zoología vertebrados e invertebrados, entomología, micología ficología, antropología, arqueología, etnografía, geología, mineralogía y petrología.

La fundación del Museo de La Plata

Mediante una ley provincial promulgada el 17 de octubre de 1877 en la ciudad de Buenos Aires, entonces capital de la provincia, se fundó el Museo Antropológico y Arqueológico de Buenos Aires, sobre la base de las colecciones donadas por Francisco Pascasio Moreno, quien fue nombrado Director Vitalicio de la Institución. Esta donación constituiría el nódulo del Museo de La Plata siete años más tarde.

En 1880 se decretó la federalización de Buenos Aires y el 19 de Noviembre de 1882 fue fundada la ciudad de La Plata con jerarquía de capital de provincia. El Poder Ejecutivo Bonaerense dispuso el traslado de las colecciones de Moreno a la nueva ciudad, hecho que se concretó en junio de 1884. En octubre de ese mismo año se dio comienzo a la construcción del edificio del Museo de La Plata, encargándose la dirección de las obras a los arquitectos europeos Heynemann y Åberg.

El edificio se terminó en 1889, aunque sus puertas se abrieron al público oficialmente el 19 de noviembre de 1888. En 1906, al fundarse la UNLP, el Museo pasó a formar parte de la misma, incorporándole nuevas actividades: la investigación y la enseñanza superior de las Ciencias Naturales.

26/02/2013 13:05
Email de contacto:
 
 
 
bannerinfouniversidades
 
 
 
 
Los materiales del Portal Universidad Nacional de La Plata, salvo expresa aclaración, se comparten bajo una Licencia Creative Commons Atribución 2.5.